Calles de MadridCuriosidades

Recorremos Madrid en canciones

Madrid es una ciudad que nos cautiva, y no solo a nosotros, también a muchos de nuestros músicos que con sus letras nos llevan a recorrer muchos de los lugares y rincones de nuestra capital.

Hoy queremos hacer con vosotros un tour musical para descubrir algunos de esos lugares mencionados en canciones. Nosotros nos hemos sorprendido al escucharlas y sentirnos un poquito identificados con algunas 🙂

¡Allá van!

La chica de ayer, de Nacha Pop

Casi imposible no empezar por esta:
“Luego por la noche al Penta a escuchar canciones que consigan que te pueda amar…”
El Penta, es una discoteca situada en Calle de la Palma 4, Malasaña.

Cruz de navajas, de Mecano

“A las cinco se cierra la barra del 33, pero Mario no sale hasta las seis…”
El Club 33, una de las discotecas que podemos encontrar en el barrio de Lavapiés, concretamente en Calle de la Cabeza, 33.

A la sombra de un león, de Ana Belén

Sí, también podríamos haber puesto su famosa Puerta de Alcalá, pero hemos decidido decantarnos por esta otra y su interpretación con Sabina:
“Compró suerte en Doña Manolita y al pasar por la Cibeles quiso sacarla a bailar un vals, como dos enamorados…”
Habla de Doña Manolita, la famosísima administración de lotería de Calle del Carmen, y la fuente de Cibeles (que no menos famosa).

Es solo una canción, de Amaral

“De tanto reír no puedo ni hablar, y hay tantas cosas que te quiero contar, ¿te hace un billar? Nos vemos en la Vía Láctea.”
Otra de bares malasañeros: La Vía Láctea nos lo encontramos en Calle Velarde, 18 y es uno de los típicos de la movida madrileña.

Yo me bajo en Atocha, de Joaquín Sabina

La discografía de Sabina está repleta de referencias, y huyendo de la tópica (y fantástica) Pongamos que hablo de Madrid, decidimos llevaros de viaje a la estación de Atocha:
“A mitad de camino entre el infierno y el cielo, yo me bajo en Atocha, yo me quedo en Madrid.”

Balmoral II, de Loquillo

¡Pues parece que triunfan los bares madrileños!
“Manolo, lo de siempre, no te vayas a engañar, volverán nuestros pasos a Balmoral”
Se trata de la Coctelería Balmoral, en Calle Hermosilla, 10.

Gran Vía, de Antonio Flores

No podía faltar esta oda a la Gran Vía, una de nuestras calles favoritas.
“Paseando por la calle Gran Vía, en blanco y negro como una tele antigua, solo veo el color de las chicas, del amor…”

Torre de Madrid, de Azul y negro

“Por fin, lo conseguí, subir a la torre de Madrid y aquí, pensando si me tiro para morir…”
Se trata, como indica el título, de la Torre de Madrid, en Plaza de España. Que, por cierto, fue el edificio de hormigón más alto del mundo entre 1960 y 1967.

Madrid, de Pereza

Esta canción menciona muchos sitios míticos de la ciudad, como este:
“Tómate tu tiempo, aún no ha anochecido, yo te espero en Casa Paco”
Casa Paco es una mítica taberna situada en Plaza de Puerta Cerrada, 11, en el barrio de La Latina.

Por mi tripa, de Pereza

Sí, para Pereza, Madrid ha sido una gran fuente de inspiración:
“Cambiar el mundo, hablar de más, enredar un poco, controlar cada baldosa del baño del Siroco”
El Bar Siroco, es una discoteca y sala de conciertos situada en Calle San Dimas, 3.

Somos Siniestro Total, de Siniestro Total

“Vamos al Kwai y al Berberecho y al Palentino y a lo hecho, pecho”
Aunque estos bares ya están cerrados, el último en poner el cierre ha sido el Palentino (Calle Pez, 8) y aún se espera que este castizo local encuentre un nuevo dueño y vuelva a abrir sus puertas.

Madrid, de Ariel Rot & The cabriolets

La canción original pertenece al chotis Madrid, de Agustín Lara (cantada con Lola Flores), pero os traemos una versión más animada:
“Cuando vengas a Madrid, chulona mía, voy a hacerte emperatriz de Lavapiés, y alfombrarte con claveles la Gran Vía, y a bañarte con vinillo de Jerez. En Chicote, un agasajo postinero con la crema de la intelectualidad y la gracia de un piropo retrechero más castizo que la calle de Alcalá.”
El bar Chicote, lo encontramos en el número 12 de la Gran Vía, y allí lleva desde nada menos que 1931.

No pasarán, de Boikot

La letra original pertenece a una copla popular creada para animar al bando republicano durante la defensa de Madrid en la Guerra Civil.
“Puente de los Franceses,
Puente de los Franceses,
Puente de los Franceses,
mamita mía, nadie te pasa, nadie te pasa.
Porque los milicianos,
porque los milicianos,
porque los milicianos,
mamita mía, qué bien te guardan, qué bien te guardan.
Por la Casa de Campo,
por la Casa de Campo,
por la Casa de Campo,
mamita mía, y el Manzanares,y el Manzanares.”
El Puente de los Franceses es un viaducto situado en Moncloa-Aravaca que actualmente permite el paso del tren sobre el río Manzanares, atravesando la Casa de Campo, mencionada también en la canción.
https://www.youtube.com/watch?v=cFa0LpT2OHU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *